Gilles Garnier: “El hombre lobo de Dole” (1572)

lobisomem_gilles_garnier_02

Ilustración de Garnier atacando a una víctima

 

 

Durante varios siglos el mito sobre la licantropía recorrió Europa de un extremo a otro del continente, y no fueron pocos los casos de personas ejecutadas tras ser acusadas de ser hombres-lobo. Si bien también hay muchos personajes que llegaron a creerse que eran parte de esta mítica raza sobrenatural. El caso de Gilles Garnier es uno de los más sonados, no solo porque fue acusado de licantropía (que ya de por sí llama la atención) y que él mismo lo reconoció, sino por los horrendos crímenes que cometió, entre los que destacamos mutilaciones y canibalismo. En la actualidad no se dudaría de su psicopatía y su sadismo, pero en los tribunales de la época estos crímenes eran demasiado horrendos para considerarse humanos, por lo que no se dudó de la teoría de licantropía. Todos sus crímenes son descritos con todo lujo de detalle en la transcripción de su juicio en Dole, el 18 de enero de 1583, y a mi parecer merece ser leído con detalles:

“Año 1573, Henry Camus, doctor en leyes, Consejero de nuestro señor el Rey, en el Tribunal Supremo del Parlamento de Dole, en este caso Procurador General y Acusador Público respecto a los asesinatos cometidos en las personas de varios niños, y de haberse comido su carne en la forma de un lobo , y de otros crímenes y ofensas cometidos por el acusado Gilles Garnier, natural de Lyon, ahora preso en la conserjería de esta ciudad, de otra parte, está demostrado que cierto día de año, en la forma de un lobo, se apoderó en el viñedo de Chastenoy cerca del bosque de la Serre, de una niña de diez o doce años, donde la mató con sus manos, en forma de garras, destrozándola con sus dientes, y arrastrando su cuerpo a dicho bosque, dónde la desnudó y no contento de comerse la carne de sus muslos y brazos, llevó un pedazo de carne a su esposa…”

“…Además, ocho días después, otra vez en forma de lobo, atacó a otra muchacha del mismo lugar, y poco antes del mediodía la mató, desgarrando su cuerpo e hiriéndola en diversos lugares con sus manos y dientes, con la intención de comer su carne, lo que no llegó a llevar a cabo por la inapropiada presencia de tres personas…”

“…unos quince días después, también bajo la forma de lobo, habiéndose apoderado de otro niño, un chico de diez años, y habiéndolo estrangulado y matado, se comió la carne de los muslos, piernas y vientre, y le arrancó una pierna, desmembrándolo…”

“…días más tarde, se apoderó de un jovencito de doce o trece años que fue arrastrado al bosque, donde lo estranguló como en las ocasiones precedentes, con intención de devorarlo, lo que habría hecho de no ser visto por ciertas personas que acudieron en ayuda del muchacho, que ya había fallecido. Gilles Garnier se hallaba ya entonces en forma de hombre y no de lobo, pero de no habérselo impedido la llegada de aquellas antedichas personas, se habría comido la carne de su víctima…”

“…fue condenado a ser quemado vivo, y la sentencia fue ejecutada.”

20142702183746

Ilustración del “Lobo” comiendo a su presa

Fuentes:

Aquí fue Troya. Christia Supiot, 2011. [Consulta: 10 de diciembre de 2014] Disponible en: http://aquifuetroya.com/tag/gilles-garnier/

Perfectamente imperfecta. Administrador, 2010. [Consulta: 1o de diciembre de 2014] Disponible en: http://perfectamenteimperfecta.wordpress.com/2010/07/10/gilles-garnier/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s