Asesinos en la Edad Media y Moderna

En este período histórico tan convulso, la muerte era parte de la vida. La religión tenía un gran peso en la mentalidad de la época y concebían la muerte como un castigo de Dios por nuestros pecados. La sociedad estaba obsesionada con la “buena muerte” para poder acceder al Paraíso, y librarse así de la agonía que suponía la vida en aquella época. Consideraban que la muerte siempre avisaba antes de pasar, por lo que una muerte repentina, como un asesinato, era una forma vergonzosa e infame de morir, ya que impedía prepararse y congraciarse con Dios. Esta buena muerte contaba con unos pasos muy importantes a seguir y además era imprescindible la presencia de un sacerdote que ayudara al alma en la transición. También consideraban que el Diablo siempre aparecía en el momento antes de la muerte, por lo que era necesario estar tranquilo, en casa, rodeado de familiares; solo así se salvaba el alma. Sabiendo todo esto no es de extrañar que el asesinato les causara pavor, más allá del miedo natural a los asesinos. Era una muerte repentina y violenta, muy lejos de la tranquilidad del hogar necesaria. Tampoco sorprende que muchos asesinos fueran considerados licántropos y demonios. Eran criaturas que venían no solo a destruirles físicamente, sino espiritualmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s