Edward Gein: “el carnicero de Plainfield” (1906-1984)

1

Ed Gein nació el 27 de agosto de 1906 en Plainfield, Wisconsin en el seno de una familia muy problemática. Su padre era un alcohólico maltratador y su madre era una fanática religiosa que odiaba a los hombres y consideraba a las mujeres como un pecado del cual debía mantener alejados a sus hijos. Además, era una tacaña con el dinero y por eso la familia pasaba calamidades y sobre todo hambre. Normalmente le solía dar palizas al padre y él harto de las vejaciones y humillaciones de su esposa, lo pagaba con sus hijos dándoles palizas una y otra vez.

La infancia de Ed y su hermano fue muy dura. Mientras la madre los educaba con una estricta disciplina y castigos para que no acabaran como su padre el día de mañana, su padre se gastaba todo su dinero en la taberna del pueblo y en prostitutas, por eso ambos niños crecieron sin ningún tipo de afecto o cariño por parte de sus padres. El ambiente en casa hizo que Ed se convirtiera en una persona excéntrica, solitaria y muy tímida. Aunque iba a la escuela, su madre le prohibía socializar con niños y sobre todo niñas alegando que son pecadores por eso muy pronto comenzó a aislarse y a perder la noción de la realidad cuando se aficionó a leer comics, revistas y libros de asesinatos, muerte y violencia.

Ed Gein estuvo viviendo así durante toda su etapa adolescente y adulta. En 1940 su padre falleció y a partir de ese momento el negocio familiar comenzó a ir de mal en peor, por eso Ed y su hermano tuvieron que buscar trabajo para aportar dinero a casa. La relación entre los hermanos se volvió muy tensa cuando Henry, su hermano observó que Ed desarrollaba un deseo incestuoso hacia su madre (complejo de Edipo). Misteriosamente, Henry falleció cuando ambos hermanos quemaban unos rastrojos y aunque en el cuerpo se evidenciaban marcas de golpes, fue declarado fallecido por asfixia. Cuatro años después su madre falleció de un infarto cuando Ed tenía 39 años por eso Gein se vio absolutamente solo… y libre. A partir de ese momento y con sus 40 años, Ed se encontraba extraño ante un mundo que no entendía, por eso se refugió en la frialdad y represión de su mente.

Por aquella epoca, en Plainfield había una taberna llamada ‘’La Taberna de Hogan’’ donde trabajaba la propietaria del local, Mary Hogan.

2

Taberna de Hogan

El dia 8 de diciembre de 1954, un granjero del lugar entró a la taberna que aunque se encontraba abierta, no había nadie en su interior. El hombre comenzó a llamar a la propietaria para que le atendiera pero al no recibir respuesta fue a buscarla. Pronto se encontró con una gran mancha de sangre en la parte trasera de la taberna y sospechando que algo malo había ocurrido pidió ayuda. El sheriff Thompson llegó al lugar y comprobó que el sitio estaba vacío aunque el coche de Mary se encontraba aparcado detrás de la taberna. Un largo reguero de sangre ensuciaba el suelo del bar por lo que parecía que algo había sido arrastrado. Esto se confirmó cuando encontraron un cartucho del calibre 32. El sheriff siguió las manchas de sangre que le condujeron al parking de los clientes donde habían quedad impresas las huellas de un camión. Según los indicios, alguien había sido herido o asesinado en la Taberna Hogan y había sido trasladado hacia al exterior donde habría sido escondido en un coche que esperaba fuera. La caja registradora no había sido desvalijada y en la taberna no faltaba nada, excepto Mary Hogan.

3

Mary Hogan

Las semanas pasaban y Mary no aparecía. La noticia ya se había extendido por todo el pueblo y estaba presente en todas las conversaciones. Ed Gein, antes de que la mujer desapareciese, había sido visto muchas veces en la taberna y según los testigos apuntan, se quedaba mirándola durante horas sin decirle nada, por lo que pensaban que éste estaba enamorado de ella. En una de las conversaciones usuales sobre el caso, Elmo Ueek le comentaba a Ed que si se le hubiera declarado a la mujer ahora mismo estaría en su granja cocinando y esperando feliz a que regresara en lugar de estar desaparecida y seguramente muerta. Ed Gein ante ese comentario le contestó a su vecino: ‘’No ha desaparecido, ahora mismo está en mi granja’’. Elmo no se tomó este comentario en serio y lo interpretó como un golpe de humor bastante patético. El comentario de Ed ya era conocido por todos los residentes de Plainfield aunque ninguno de ellos lo tomó en consideración ya que todos conocían a Gein y eran los típicos comentarios que se esperaban de una persona tan rara como él.

Pasaron tres años desde la desaparición de Mary y el caso iba cayendo poco a poco en el olvido. Ed Gein comenzaba a tramar otro asesinato, de nuevo la victima sería otra mujer llamada Bernice Worden, dueña de una ferretería del pueblo. El 16 de noviembre de 1957 era el día de la caza del ciervo y aunque todas las calles estaban desiertas y las tiendas cerradas, Bernice decidió abrir su ferretería. Alrededor de las 8:30 de la mañana entró el primer cliente: Ed Gein que últimamente la había estado molestando con boberías y observándola desde su furgoneta o desde la calle. Ed compró un artículo, Bernice le hizo la factura y se marchó. Al rato volvió con  su rifle de caza, apuntó a Bernice a la cabeza y le pegó un tiro. Ed, al igual que Mary Hoden, arrastró el cuerpo de Worden y lo trasladó hasta la furgoneta de ésta aparcada fuera.

Al dia siguiente unos vecinos de Ed fueron a visitarle para pedirle el favor de que los acercaran al pueblo a comprar una batería de coche. Ed los recibió con las manos manchadas de sangre y se excusó diciendo que estaba despedazando un ciervo. Ese comentario extrañó a los vecinos ya que según había declarado Ed varias veces, la sangre lo asustaba y siempre se mareaba al verla. Esa noche, el hijo de Bernice Worden fue a la ferretería a buscar a su madre pero lo que se encontró lo dejó de piedra: el suelo estaba encharcado en sangre, la caja registradora había sido arrancada de cuajo y su madre no estaba por ningún sitio. Tras llamar al sheriff y revisar toda la tienda, se les ocurrió mirar por casualidad el libro de contabilidad de la ferretería y allí aparecía como último cliente Ed Gein. El sheriff enseguida dio la orden de arrestar a Gein que en ese momento se encontraba en casa de su vecino cenando.

5

Detención de Ed Gein

En cuanto Ed Gein fue detenido, el sheriff y sus ayudantes se dirigieron a la granja de Gein. Al llegar a la granja, encontraron colgando boca abajo del techo un cuerpo decapitado de mujer que fue identificada como Bernice Worden. El cuerpo colgaba de un gancho por el tobillo y con un alambre había sido sujetada la otra pierna a una polea. El cuerpo había sufrido un corte desde el pecho hasta la base del abdomen y había sido decapitada.

6

Cuerpo de Bernice Worden

7

Cuerpo de Bernice Worden

A parte del cuerpo, la casa de Gein se encontraba en unas condiciones lamentables. Había basura por todas partes y desperdicios por los sucios y mugrientos muebles. Había cajas de cartón, latas vacías, herramientas oxidadas  y excrementos por todas partes. Entre la inmundicia, encontraron revistas y libros sobre anatomía femenina y medicina.

8

9 Casa de Ed Gein

Después de dar el aviso, la policía había rodeado la casa del psicópata. Rastrearon la casa a fondo y encontraron varios cráneos por la cocina, algunos enteros y otros cortados por la mitad y empleados como cuencos. Dos de los cráneos habían sido utilizados para equilibrar la cama de Ed. Algunas de las sillas de la cocina, lámparas, papeleras, cinturones, brazaletes y fundas de cuchillos estaban hechas con piel humana. También se encontró un chaleco fabricado con la piel de una mujer y unas polainas también de piel humana. En una serie de cajas se encontraron restos humanos pertenecientes a varios cuerpos sin identificar.

10

Restos craneales y de mandíbula

11

Restos craneales y de mandíbula

12

Cinturón fabricado con pezones

13

Cajas con restos humanos

15

Cajas con restos humanos

Los policías se quedaron horrorizados al encontrar mascaras mortuorias y cabezas reducidas. Había un total de nueve máscaras, todas ellas con el pelo intacto. Cuatro estaban colgadas alrededor de la cama y el resto estaban metidas en bolsas y cajas. Una de las cabezas reducidas pudo ser identificada como la de Mary Hogan desaparecida varios años atrás. En una bolsa encontraron también el corazón de Bernice y sus entrañas se encontraban envueltas en un viejo traje.

La inspección continuó y al llegar a la habitación de la madre de Gein tuvieron que forzar la puerta que se encontraba tapiada con madera. Al entrar toda la habitación se encontraba cubierta de un manto de polvo aunque estaba perfectamente ordenada y dispuesta tal y como su madre la había dejado doce años antes al morir. Dentro de la habitación, se encontraron el cuerpo seco de Augusta Gein.

En la cocina encontraron lo que habían estado buscando todo el tiempo, la cabeza de Bernice. Se encontraba llena de suciedad y todavía conservaba restos de sangre coagulada. De las orejas colgaban dos ganchos por lo que se pensó que Ed la había intentado colgar de la pared.

16

Cabeza de Bernice Worden

17

Cabeza de Bernice Worden

El recuento total de víctimas era imposible pero estaba claro que Bernice Worden y Mary Hogan no habían sido sus únicas víctimas. Según las declaraciones posteriores de Ed, los restos pertenecían a gente adulta que habían sido sacados del cementerio. Por las marcas que presentaban, seguramente habían sido objeto de canibalismo aunque lo negó. Se le preguntó si había mantenido alguna relación sexual con los cadáveres y lo negó diciendo: ‘’no, huelen muy mal’’. Gein admitió haber robado nueve cadáveres de mujeres de mediana edad. Según declaró, solía pasearse por su granja vestido con las ropas hechas de piel humana y bailaba bajo la luz de la luna llena. Dijo que su principal deseo era operarse para convertirse en una mujer.

18

Cementerio de Planinfield

El acusado fue sometido a exámenes psicológicos que confirmaron que únicamente había asesinado a Bernice Worden y a Mary Hogan. Junto con esto, pudieron determinar que padecía un trastorno, y que su desarrollo sexual y emocional no habían sido bien desarrollados por culpa de la represión de su madre.

El 6 de enero de 1958 Ed Gein fue internado en el manicomio del Estado aunque por las protestas de los vecinos de Plainfield, se le examinaría con regularidad para que en caso de una mejora, ser conducido a prisión. En el año 1974, después de pasar 17 años en prisión, se le practicó una prueba mental que determinó que había recuperado su cordura aunque no se fiaban de dejarlo en libertad por si la enfermedad volvía a presentarse. Finalmente Gein murió por una insuficiencia respiratoria el 26 de julio de 1984 en el Geriátrico para Enfermos Mentales de Mendota.

19

Ed Gein en 1974

20

Lápida de Ed Gein

Fuentes:

El macabro caso de Ed Gein.  Mundo Parapsicológico. [en línea]. 12 de mayo de 2006 [Consulta: 12 de diciembre de 2014] Disponible en: http://www.mundoparapsicologico.com/misterios/el-macabro-caso-de-ed-gein/

ED GEIN – El carnicero de Plainfield. Escalofrio [en línea]. [consulta: 12 de diciembre de 2014] Disponible en: http://www.escalofrio.com/n/Asesinos/Ed_Gein_-_El_carnicero_de_Plainfield/Ed_Gein_-_El_carnicero_de_Plainfield.php

Ed Gein: ‘’El Carnicero de Plainfield’’. Escrito con Sangre. El Website de los asesinos. [en línea] [consulta: 12 de diciembre de 2014] Disponible en: http://escritoconsangre1.blogspot.com.es/2008/04/ed-gein-carnicero-de-plainfield.html

Ed Gein. American Psycho. En: Youtube [en línea]. 27 de septiembre de 2014. [Consulta: 13 de diciembre de 2014]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=YqAFEzMfwKk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s