Joseph Vacher (1869-1898)

tumblr_lm06zvRz9y1qkpkaro1_500

 

Conocido como el Destripador de Francia, el sobrenombre lo dice todo sobre esta “joya”. Este asesino en serie hizo temblar de pavor a la Francia del siglo XIX. Y su aspecto físico no ayudaba, pues tenía el rostro desfigurado debido a un intento de suicidio y siempre llevaba un sombrero de piel de conejo. Vacher nació el 16 de noviembre de 1869 en Bourg-en-Bresse, Beaufort, Francia.  Era el menor de 15 hermanos; su familia era granjera y tenían la costumbre de enviar a sus hijos a estudiar a una estricta escuela católica. Desde muy temprana edad dio muestras de inestabilidad mental, y pasaba la niñez torturando a los animales y maltratando físicamente a las jóvenes con las que mantenía relaciones sexuales.

A la edad de 19 años fue arrestado por el intento de violación de un niño. Esto, sumado a la precaria situación familiar le empujó a alistarse al ejército. Donde no progreso y sufrió un ataque depresivo que lo llevo a su primer intento de suicidio cortándose la garganta. Apenas 4 años después, y mientras aun servía en el ejército, se enamoró de una joven sirvienta e intento conquistarla, pero finalmente fue rechazado. Sin embargo Vacher insistió en sus atenciones y tras acabar su servicio militar le propuso matrimonio, para finalmente ser rechazado de nuevo. Ante este rechazo Vacher reacciono disparándole a la joven 4 veces, pero por suerte ninguno de estos disparos fue mortal. Tras este incidente Vacher intentó suicidarse de nuevo, esta vez disparándose dos veces en la cabeza. Una de las balas se incrusto en su cráneo para el resto de su vida y tuvo como consecuencia la paralización de los músculos de la parte derecha de su cara, incluyendo su ojo. Estos acontecimientos desembocaron en su ingreso en la institución mental de Dole, en Jura.

Pero este no fue el fin de su historia, a los pocos días de su ingreso Vacher consiguió escapar para acabar siendo capturado de nuevo tras el descubrimiento del cuerpo de un joven de 17 años, apuñalado y con el vientre abierto. Vacher se declaró culpable de este crimen y acabo de nuevo ingresado en el sanatorio, hasta que fue dado de alta en abril de 1894. Cuando Vacher fue liberado tan solo tenía 24 años y paso otros 4 años más vagando por el sur de Francia como un vagabundo, tocando un acordeón y trabajando cuando se le presentaba la oportunidad.

Fue liberado de la institución mental al ser considerado curado, pero esto estaba lejos de ser verdad. En el transcurso de esos cuatro años de vagar por Francia cometió numerosos y dantescos crímenes. Se tiene constancia de que descuartizó a 6 mujeres y 5 adolescentes (a menudo pastoras que se encontraban aisladas en los campos); y que después de que las asesinará, violara sus cadáveres, para después mutilar sus órganos sexuales. Pero sus crímenes no se quedaban en la necrofilia y la descuartización, sino que también se comía sus vísceras, los sodomizaba, los destripaba, les sacaba los ojos y se bebía su sangre.

546628881bcde_

 

Finalmente fue capturado el 4 de agosto de 1897, cuando atacó a una mujer de Ardèche que se resistió. Los gritos pidiendo ayuda de la mujer alertaron al esposo y al hijo de esta. Vacher fue llevado a las autoridades tras ser reducido, pero la policía no tenía pruebas de que fuera responsable de los asesinatos, y solo podían acusarlo del asalto a la mujer. Por lo que fue sentenciado a apenas 3 meses de prisión.

En este tiempo de detención Vacher fue investigado y examinado por un eminente profesor en psiquiatría, que declaro que Vacher estaba completamente cuerdo y era consciente de sus actos. Y que además Vacher había confesado con todo tipo de detalle los crímenes cometidos por el asesino tan buscado. Además, entre los objetos que Vacher llevaba encima en el momento de su detención encontraron la navaja con la que apuñalaba a sus víctimas. Durante el juicio se descubrió que a las victimas anteriormente comentadas se les tenía que sumar el asesinato de un pastor, una anciana, 5 pastoras y 5 adolescentes más. Las hipótesis giraban a que las victimas podrían haber alcanzado la treintena.

Curiosos son dos hechos que sucedieron durante el juicio; Vaucher grito diversas frases religiosas entre las que se encontraba: “¡Gloria a Jesús!, larga vida para Juana de Arco”. El segundo hecho curioso es una carta del propio Vacher dirigida al juez en la que confesaba los asesinatos, pero cometidos en momentos de rabia y todo debido a una demencia provocada por la mordedura de un perro con la rabia.

Joseph Vacher fue sentenciado a muerte a finales de octubre de 1898 y el último día del mes fue arrastrado hasta el cadalso, donde fue guillotinado.

7636b85b65fc4c107041f9f54c167dbe

 

Documental:

Joseph Vacher, le 1º tueur en série français [ENTIER] [Consulta: 11 de diciembre de 2014] Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Ss91KH5Cb7A

Fuentes:

El telégrafo. Administrador, 2014 [Consulta: 11 de diciembre de 2014] Disponible en:

http://www.telegrafo.com.ec/justicia/item/joseph-vacher-habria-mutilado-y-abusado-de-unas-30-personas.html

Escalofrío. Arturo Varas. [Consulta: 11 de diciembre de 2014] Disponible en:

http://www.escalofrio.com/n/Asesinos/Joseph_Vacher/Joseph_Vacher.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s