Calígula: “Un emperador asesino” ¿Mito o realidad? (12-41 d.C.)

 

Retrato de Calígula

Retrato de Calígula

 Cayo Julio Cesar Augusto Germánico, también conocido como Cayo César o Calígula, fue el tercer emperador romano, hijo de germánico y nieto de Tiberio. Nacido en el año 12 d.C. reinó entre los años 37 y 41, momento en el que fue asesinado por sus propios guardias.

Según cuenta Cayo Suetonio en su obra “El libro de los doce césares“, Calígula no permitía que nadie lo mire desde lo alto o pronuncie cerca de él la palabra cabra, lo juzgaba como delito capital. Tenían un rostro duro, severo. Sabía que lo odiaba todo el mundo por ser como era, pero el decía; “Que me odien con tal de que me teman”.

Según cuentan las fuentes antiguas, información que conviene leer con cuidado, debido a las manipulaciones políticas, Calígula fue un depravado sexual, asesino, torturador, un sociópata, megalómano, sádico, ladrón, mentiroso, incestuoso, etc., etc. Evidentemente no podemos confiar en todo lo que dicen las fuentes, pero si nos creemos un cuarto de lo que nos cuentan, nos damos cuenta que aun así, estamos tratando con un psicópata de la antigüedad.

Desde pequeño acompañaba a su padre en las campañas militares del Imperio Romano. Poco a poco pasó a ser la “mascota” de los militares, quienes de forma amistosa o no, comenzaron a llamarlo Calígula, que en romano significa “Botita”. Se sabe que nunca le gustó ese apodo y que asesinaba a quien se dirigía a él así, una vez que ya era emperador. Cuando tenía siete años, su padre murió, posiblemente envenenado por orden de Tiberio, aunque nunca se pudo demostrar. Su infancia no fue buena, se educó en un ambiente belicoso, de guerra, muerte, fietas, todo un compendio de cosas que terminaron por moldearle un carácter caprichoso, narcisista, egocéntrico, inmaduro, etc. Una actitud que podría compararse con la del personaje ficticio de la saga Juego de Tronos Joffrey Baratheon, cuyo aspecto físico es sospechosamente parecido.

Calígula comparado con Joffrey

Calígula comparado con Joffrey (personaje ficticio de la serie Juego de Tronos)

Después de la muerte de su padre, Calígula fue a vivir con su madre, aunque poco tiempo, pues Tiberio cegado por las paranoia envió a su madre y su nuevo marido al exilio. Calígula tuvo que ir a vivir con su bisabuela Livia, madre de Tiberio. Livia murió al poco tiempo y Calígula se marchó a vivir con su otra abuela Antonia y sus tres hermanas. Mantuvo relaciones incestuosas con las tres, aunque su predilecta era Drusila de quien se enamoró. Tiempo después marchó a la Isla de Capri donde vivió 6 años junto a Tibrio, de quien según cuentan las fuentes adquirió esa personalidad monstruosa, pues tiberio también realizaba torturas, asesinatos, orgías con niños y niñas, etc.

Finalmente, en el año 37 Calígula fue nombrado emperador del Imperio Romano. Duró en el trono un tiempo corto pero intenso. Cuenta Suetonio que no eran suficientes los sacrificios animales que se hacían en los templos por el nuevo emperador, Calígula hizo sacrificar a 160 mil animales en los diferentes templos. Según el filósofo Filón, los primeros meses de Calígula en el poder fueron tranquilos, mostraba piedad y solidaridad con el pueblo, nadie se imaginaba la transformación que iba a sufrir. Calígula se mostró tan afable porque sabía que no podía comportarse como su abuelo Tiberio en un primer momento, supo ganarse al pueblo, supo obtener su amor y confianza. Incluso cuando enfermó, enfermedad que marcaría el punto de inflexión en su actitud, el pueblo lo reclamaba y se manifestaba en su apoyo.

Calígula sangrando

Recreación de una imagen de Calígula sangrando

Una vez se recuperó de su enfermedad, hizo sacrificar miles de animales e hizo asesinar a todos aquellos fieles que habían ofrecido su vida para que él se salvara. No solo eso,comenzó a mandar al exilio a cientos de personas, obligar a que se suiciden muchas otras e hizo ejecuciones públicas sin juicio alguno. Poco a poco iba mostrando su verdadera cara.

Con el paso del tiempo su ceguera conspiratoria y sus actitudes caprichosas y asesinas, hicieron que su relación con el senado sea cada vez más difícil. Asesinó a muchos, a otros los marcaba con fuego, otros eran enviados al exilio, a trabajar en las minas, asesinaba a su familia o mandaba a prostituir a sus mujeres e hijas, los echó a las fierras, entre otras muchas cosas. Incluso llegó a montar habitaciones de prostitución en el palacio y haciendo que las hijas de los senadores valgan un precio desorbitado, para que cuando los señores no pudieran pagar, los propios senadores y padres de las meretrices tuvieran que prestarles dinero para dicho fin.

Entre sus numerosas locuras, se sabe que el amor que tenía por su caballo llegó a tal extremo que lo nombró sacerdote y le mandó a construir un establo de mármol, con estatuas, etc. Las fuentes nos cuentan también que le gustaba comer o mantener relaciones sexuales mientras veía decapitar personas, también adoraba abusar de las mujeres de los senadores, incluso llegaba a levantarse de una cena con sus senadores, llevarse a sus mujeres, violarlas y traerlas nuevamente a la mesa y contar lo sucedido. Obliga a su esposa a pasear desnuda sobre su caballo, también violaba a algunos hombres. Hizo castrar a muchos hombres por tener el pene más largo que él. Se cuenta que cuando inauguró el puente Puzzoles, mandó a tirar del puente a muchos de los que fueron a la inauguración y pegarles con rocas si intentaban salir del agua. Alimentaba a las fieras con hombres vivos, llegó incluso a cerrar el granero público para que la gente pasara hambre. En una ocasión, como no le gustaron los juegos del anfiteatro, mandó a azotar con cadenas al organizador, fueron tantos los golpes que su cerebro quedó en superficie y empezó a oler mal, aún estando el hombre vivo, y como le molestó el hedor lo mandó a quemar con vida. Cuando mandaba a ejecutar a alguien exigía a sus verdugos que torturasen a las víctimas antes de matarlas. Todas estas cosas son una pequeña muestra de las locuras y atrocidades que nos cuentan las fuentes antiguas.

Finalmente murió asesinado por su propia guardia pretoriana en una conspiración que buscó acabar con su sangriento reinado. Es evidente que todas estas cuestiones están en las fuentes antiguas, y probablemente contienen verdad, pero nunca hay que olvidar que la historia la escriben los hombres y las palabras son la principal herramienta de manipulación, con esto no queremos decir que no sea verdad, pero siempre hay que ir más allá del morbo e intentar esclarecer las cuestiones más oscuras, para intentar encontrar el equilibrio entre la realidad y la invención.

En el siguiente vídeo podemos ver un documental del canal Historia sobre Cayo Julio Cesar Augusto Germánico.

CANAL HISTORIA. Calígula el emperador romano. Youtube. [https://www.youtube.com] 8 de noviembre de 2011. [Consulta: 12 de diciembre de 2014] Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=rghS-3Go-qM

Fuentes:

Asesinos en serie. Administración, 2013 [Consulta: 12 de diciembre de 2014] Disponible en: http://www.asesinos-en-serie.com/caligula-un-monstruo-del-imperio-romano/

Historia clásica. Administración, 2007 [Consulta: 11 de diciembre de 2014] Disponible en: http://www.historiaclasica.com/2007/06/los-excesos-de-calgula.html

TRANQUILO, Gayo Suetonio. La vida de los doce césares. Francisco Luis Cardona Casatro. España: Edicomunicación, 1999. 437 pp. ISBN: 84-7672-898-0

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s